Recientemente los costarricenses han visto reducidos y hasta cesados sus ingresos.
El conocer Los Secretos del Cobro Judicial, es importante para analizar el comportamiento de las Instituciones Bancarias y algunas cooperativas y empresas privadas, las cuales han otorgado plazos de gracia para pago de créditos, sin embargo, dicho plazo vence en el mes de junio del 2020 y no se ha escuchado de prórrogas, por lo que muchas empresas prestamistas privadas, no han otorgado tampoco prórrogas a sus deudores.
Esto ha traído como consecuencia que las demandas de cobro judicial se incrementen. En su mayoría, son procesos de recaudación por préstamos rápidos, compras de artículos de toda clase y por tarjetas de crédito.
Al mes de noviembre del año 2019, el 55% de las demandas que ingresaron al Poder Judicial son de cobro, representando un expediente por cada 7 habitantes de nuestro país, personas deudoras de carne y hueso con las que se podría llenar 20 veces el Estadio Nacional.
En muchas oportunidades, estos procesos de cobro son acompañados por constantes llamadas telefónicas a los deudores y sus familiares, con las que las entidades acreedoras pretenden el pago de la deuda, a veces con arreglos de pago poco realistas para los deudores.
Si usted se encuentra en esta situación, con una demanda de cobro judicial en su contra, le enseñamos los secretos del cobro judicial:
– Los procesos de cobro judicial le manchan su historial crediticio hasta por cuatro años y hasta por más tiempo si usted no se defiende ante este cobro judicial.
– Recuerde que una vez entablado un proceso de cobro judicial en su contratra le pueden embargar sus cuentas bancarias, incluso, en la que le depositan su salario. La única excepción es si su patrono le deposita su salario en el Banco Popular y de Desarrollo Comunal.
– Si usted fue fiador de la deuda de otro, su responsabilidad es igual a la del deudor, por lo que una vez entablado el proceso de cobro judicial le podrían embargar su casa y su salario por un dinero que otra persona se obligó a pagar y no hizo.
– Su deuda puede ser cedida a otra empresa por lo que su acreedor ahora es otro, si usted tenía una deuda con una financiera que le prestó dinero, pero de repente le llegó una notificación de que estaba en cobro judicial con una empresa que jamás había escuchado, es porque su acreedor cedió su crédito a otra empresa y esto podría traer consecuencias legales para usted.
– Los intereses de su deuda prescriben al año, si pasado ese tiempo la empresa acreedora le cobra a usted intereses, puede usted hacer las gestiones necesarias para que no le cobren esos intereses.
– Si le llaman constantemente para cobrarle una deuda, asesórese legalmente antes de tomar alguna decisión. Lo que le indican en la llamada telefónica debe de verificarlo y constatar lo que le informen.
Tome en cuenta que los nuevos topes a tasas de interés que aprobó la Asamblea Legislativa, no es retroactiva, lo que significa que las deudas que usted tuviera antes del 20 de junio del 2020 con tasas de interés muy altas quedarán con ese mismo interés. Las nuevas tasas de interés aplican para créditos que adquiera después del mes de enero del 2021, mientras tanto, la tasa de interés de su crédito se mantendrá invariable.
Es importante conocer que, si a usted le llegó una notificación de cobro judicial, no la bote, no se deshaga de ella como si no tuviera importancia, búsquenos y con gusto le ayudamos en el proceso. Tome en cuenta que, en muchas ocasiones, si usted solicitó un préstamo por ¢300.000 y por distintas circunstancias no pagó: ¡la deuda llegó a cobro judicial! y usted podría terminar cancelando más de ¢1.000.000 más los honorarios del abogado. Las deudas las tiene que pagar, sin embargo, debe de asesorarse para que ese cobro no sea abusivo o ilegal.